Calidad de vida.

Alzheimer, Que es,Como detectarlo y vivir con el.

29 Oct , 2016  

¿Qué es la Enfermedad de Alzheimer?

El Alzheimer (al-SAI-mer) es una enfermedad cerebral que causa problemas con la memoria, la forma de pensar, el carácter o la manera de comportarse. Esta enfermedad no es una forma normal del envejecimiento.

Es la forma más común de la demencia

El Alzheimer es la forma más común de la demencia. Demencia es un término general para describir la pérdida de memoria, y de otras habilidades intelectuales y es tan severa que interfiere con la vida cotidiana del individuo.

El Alzheimer representa del 60 al 80 por ciento de los casos de la demencia.

 medicamento-para-la-memoria_cdn

Es más común de lo que usted piensa

Hoy en día, se estima que 5,4 millones de personas en los Estados Unidos tienen la enfermedad de Alzheimer. Para el año 2050, el número de personas en los Estados Unidos con la enfermedad puede alcanzar a los 16 millones.

Debido a que, un 70 por ciento de aquellas personas que padecen del Alzheimer viven en sus hogares, el impacto de esta enfermedad se extiende a millones de familiares, amigos y cuidadores.

Se empeora con el tiempo

El Alzheimer empeora al pasar el tiempo y es fatal. Aunque existen muchos síntomas, la mayoría de las personas experimentan pérdida de memoria severa, que afecta las actividades diarias y la habilidad de gozar pasatiempos que la persona disfrutaba anteriormente.

Otros síntomas son: confusión, desorientación en lugares conocidos, colocación de objetos fuera de lugar, y problemas con el habla y/o la escritura.

Aprenda acerca de 10 señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer.

Cada individuo puede experimentar una o más de estas señales a grados diferentes. Si usted nota cualquiera de ellas, favor de consultar a un médico

  • Pérdidas de memoria

evitar-mal-del-alzheimer-tratamiento

Olvidar ocasionalmente una cita, el nombre de un amigo o un número de teléfono y acordarse más tarde resulta un fenómeno normal.

En cambio, un persona que padece Alzheimer se olvida con frecuencia de acontecimientos recientes e importantes, de los que no se acordará nunca más.

  • Dificultades en las tareas diarias

En el marco de nuestras actividades cotidianas, nos pasa a todos que podemos distraemos, pero nos las arreglamos. Sin embargo, una persona con Alzheimer ya no será nunca más capaz de escribir, cocinar, pelar verduras, abrocharse la chaqueta, etc.

  • Problemas del lenguaje

A veces resulta difícil encontrar la palabra adecuada. Una persona con Alzheimer perderá la capacidad de acabar sus frases o las sustituirá por palabras inadecuadas. Por tanto, resulta difícil para los demás entender lo que dice.

  • Desorientación en el espacio y el tiempo

Puede pasar que olvidemos momentáneamente el día de la semana o incluso a dónde vamos. Pero, una persona que padece Alzheimer puede pensar que está en otra estación del año, en otro año ya pasado o perderse en un lugar conocido, porque no sabe cómo ha llegado allí, ni cómo entrar en su casa.

  • Juicio debilitado

A veces, cuando no nos sentimos bien, esperamos un tiempo antes de hacérnoslo mirar, pero si los signos continúan o empeoran, acabamos por ir al médico. Una persona con Alzheimer no se alarma por la gravedad de sus dificultades, incluso las banaliza, lo que inquietará a su entorno. Por otra parte, una persona que padece Alzheimer ya no es capaz de juzgar con coherencia una situación y podrá tomar decisiones inadecuadas.

  • Pérdida de nociones abstractas

Al envejecer, a una persona le puede resultar difícil adaptarse a nuevas técnicas. Una persona con Alzheimer ya no puede comprender lo que representan las cifras, ni lo que debe hacer. Hay muchos que quieren gastar cantidades desorbitadas que, de otro modo, no hubieran gastado nunca.

  • Pérdida de objetos

Todo el mundo puede perder en algún momento el monedero o las llaves. Pero una persona con Alzheimer guardará las cosas en lugares totalmente inadecuados (la plancha en el congelador o un reloj en el azucarero, por ejemplo).

  • Cambios de humor

A todos nos pasa que, a veces, estamos tristes o decaídos. Una persona con Alzheimer puede cambiar de humor muy rápidamente (de la tranquilidad a los lloros o al enfado) sin motivo aparente.

  • Cambios de personalidad

La personalidad de cada uno puede cambiar un poco con la edad. En una persona que padece Alzheimer se pueden observar cambios muy pronunciados; por ejemplo, una persona que era abierta y confiada puede que pase a ser cerrada y desconfiada.

En lo que se refiere a posibles cambios, también contamos la apatía, el miedo y los comportamientos difíciles.

  • Falta de entusiasmomal-de-alzheimer-y-sus-sintomas-3

A todos nos ha pasado, en algún momento, que nos hemos cansado de las tareas domésticas, el trabajo o nuestras actividades sociales, pero la mayoría de la gente rápidamente vuelve a recuperar el entusiasmo.

Una persona con Alzheimer se hará pasiva con mayor rapidez, pero sin presentar un cuadro depresivo. Incluso perderá el interés por los acontecimientos importantes.

Fuente: doctissimo.es

Los latinos y el Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una crisis que amenaza a la comunidad latina en los Estados Unidos, pero que aún no es reconocida debidamente. Una creciente evidencia, indica que factores de riesgo en enfermedades vasculares como diabetes, obesidad, presión alta y colesterol alto, también pueden ser factores de riesgo para Alzheimer y la demencia.

Específicamente, los científicos están encontrando nuevas evidencias que podrían relacionar la diabetes tipo 2 con la enfermedad de Alzheimer. Los latinos presentan altos porcentajes de cada uno de estos factores de riesgo.

Recomendaciones para vivir con alzhéimer

Una vez que se ha diagnosticado la enfermedad de Alzheimer comenzará un proceso muy difícil, tanto para el enfermo como para las personas que le rodean (más si cabe para estas últimas).

Todo el entorno del enfermo, la casa y la familia, deberá ser reorganizado para evitar cualquier tipo de lesión, para facilitar el manejo de situaciones complicadas, y para asegurar una calidad de vida adecuada al paciente y a sus cuidadores.

alzheimer-1

 

Se deben adoptar medidas destinadas a:

  • Evitar caídas: hay que asegurarse de quitar todo aquello con lo que sea fácil resbalar, eliminar obstáculos que dificulten el desplazamiento, evitar que los cables arrastren por el suelo, asegurar un buen alumbramiento de las estancias, etcétera. En caso de que fuese necesario, existen andadores adaptados que se pueden conseguir en centros de ortopedia.
  • Evitar accidentes: es importante retirar de la circulación todo tipo de materiales cortantes, inflamables y tóxicos. Es recomendable equipar la bañera con barras que faciliten la entrada y salida de la misma, y con bandas antideslizantes. Instalar seguros en ventanas y puertas, y no dejar nunca solo al paciente en lugares como terrazas, escaleras, y otros lugares que puedan resultar peligrosos para él. Es muy recomendable tener siempre a mano el número de teléfono del servicio de urgencias o centro de salud más cercano.
  • Organizar el entorno: en general se debe intentar simplificar la disposición de la casa y de los objetos, no dejar nada que pueda caerse con facilidad o con lo que se pueda tropezar. Además, es conveniente no cambiar las cosas de sitio para no desorientar al enfermo. Es bueno indicar el recorrido desde el dormitorio hacia el baño y la cocina, y se pueden colocar carteles con el nombre (y a ser posible un dibujo sencillo) de estas estancias en la puerta.
  • Actividades cotidianas: ya desde las primeras etapas de la enfermedad se debe crear una rutina y seguirla lo más fielmente posible; lo que ayudará al enfermo a orientarse en el espacio y en el tiempo. Esto también se puede conseguir facilitando al paciente el acceso a un calendario donde este pueda ir tachando los días, elaborando una lista de actividades, o situando a la vista un reloj que el paciente comprenda (normalmente les resulta más fácil interpretar los relojes digitales).

Consejos para familiares de pacientes con alzhéimer

La familia va a vivir y sufrir con el enfermo de alzhéimer todo el progreso de su enfermedad. Los cambios que van a ocurrir a partir de este momento supondrán en muchos casos la aparición de ciertos sentimientos negativos (depresión, miedo, ansiedad, culpabilidad…), y un nivel de estrés y desgaste, tanto físico como psicológico, que van a dar lugar a lo que se ha denominado “síndrome del cuidador”.

Para evitar que la persona que asume el papel principal de cuidador sufra este trastorno debe, en primer lugar, estar informada y recibir algún tipo de formación que la oriente en el desarrollo de su función.

En segundo lugar, debe saber que dispone de ayuda siempre que la necesite, apoyo psicológico, social y familiar.

Por último, y no menos importante, el cuidador debe tener tiempo para descansar y poder realizar actividades fuera del entorno del enfermo. En definitiva, no se debe olvidar que tan importante como el bienestar del paciente es el mantenimiento de la calidad de vida de las personas que le rodean.

 

Actifwellness Hacemos Todo por tu Salud.


Seguir leyendo:

, , , ,


Kimelly Ruiz

Kimelly RuizMás entradas de:


Comentarios