Salud.

Homeopatía para aliviar golpes, quemaduras y heridas

25 Jul , 2017  

La Homeopatía es excelente para tratar heridas, golpes y quemaduras leves

Golpes, quemaduras leves y heridas son lesiones sumamente frecuentes y, aunque son más comunes en niños o deportistas, todos estamos expuestos a sufrirlas en algún momento. Por fortuna, muchas sustancias que se encuentran en la naturaleza se han sumado al arsenal de homeopatía a lo largo de la historia, y no son pocos los que gozan de gran fama cuando se trata de atender alguna quemadura, herida abierta, contusión o traumatismo.

Aunque nunca debemos perder de vista que hay lesiones que ameritan la opinión de un médico especialista en esta terapéutica.

 

Rapidez y eficacia

En términos generales, podemos afirmar que los medicamentos homeopáticos no ocasionan efectos secundarios, de modo que pueden emplearse por vía oral (glóbulos, soluciones) o mediante aplicación directa (ungüentos, pomadas) en el tratamiento de golpes y lesiones tópicas leves el tiempo que sea preciso.

Cabe señalar que los medicamentos homeopáticos tópicos están indicados para todo tipo de irritaciones, exceptuando aquellas en las que se produce una herida abierta profunda o sangrante, pues en tal circunstancia corresponde un tratamiento antiséptico, por ejemplo, con agua oxigenada. No obstante, en estos casos es posible complementar la terapia con glóbulos sublinguales, que ayudarán en la recuperación.

La homeopatía es adecuada para los problemas frecuentes en la piel, tanto por ser amable con el organismo como por su efecto estimulante para tratar dolor, moretones y capilaridad (flujo sanguíneo de la zona afectada).

Los medicamentos no actúan lentamente

Como algunas personas piensan, pues en estos casos han demostrado que su efecto es bastante rápido. Lo único que hay que contemplar en la atención de lesiones es que los glóbulos se deben tomar muchas veces al principio, y luego se espacian según la mejoría que va presentando el paciente.

Para aliviar golpes es adecuado aplicar hielo (crioterapia) en la zona de contusión, y luego algún medicamento que ayude a la recuperación, como Arnica montana en gránulos o vía tópica.

Las rozaduras son bien atendidas; hay medicamentos como Belladona o Graphites, en gránulos o cremas, que permiten la pronta recuperación.

En la atención de heridas, los medicamentos en glóbulos eliminan equimosis (moretones) y mejoran la capilaridad de los tejidos que se regeneran.

Por lo que toca a quemaduras leves, las recomendaciones de los médicos suelen inclinarse por gránulos de Belladona o Apis, así como pomada de Calendula officinalis para lograr el alivio.

Los tratamientos en niños pueden atenderse sin inconveniente con homeopatía, y señala que es un sistema terapéutico tan seguro que incluso puede administrarse en afecciones de lactantes “como alergias, dermatitis de pañal o molestias durante la dentición”.

No obstante, nunca hay que perder de vista que golpes y quemaduras graves, fracturas, traumatismos oculares y picaduras de insecto (así como sus reacciones alérgicas) deben remitirse a la brevedad a un médico homeópata, a fin de recibir evaluación y tratamiento correctos.


Seguir leyendo:

, , , ,


Jose Luis Garcia

Jose Luis GarciaMás entradas de:


Comentarios