menopausia

Mujer.

Menopausia, como detectar sus sintomas

12 Feb , 2017  

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es una etapa normal de la vida, así como la pubertad. Es la etapa del último ciclo menstrual, pero los síntomas pueden empezar varios años antes. Algunos de los síntomas de la menopausia pueden durar por meses o permanecer por varios años después. Los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona, las cuales son dos hormonas femeninas que se reproducen en los ovarios, podrían generar estos síntomas.

Esta etapa de cambio es conocida como la transición menopáusica, pero es también llamada perimenopausia por muchas mujeres y sus doctores. Puede empezar varios años antes del último periodo menstrual. La perimenopausia dura por 1 año después del último periodo menstrual. Después de 1 año entero sin ninguna menstruación, usted puede decir que «ha pasado por la menopausia». La post menopausia sigue después de la menopausia y dura por el resto de la vida.

La edad promedio de una mujer que está teniendo su último periodo, la menopausia, es 51. Pero algunas mujeres tienen su último periodo en sus cuarentas, y algunas lo tienen más tarde en sus cincuentas. Fumar puede llevarle a una menopausia temprana, así como también algunos tipos de operaciones. Por ejemplo, la cirugía para remover el útero (llamada histerectomía) hará que paren sus periodos, y eso es menopausia. Pero, usted probablemente no tenga síntomas de menopausia, como calores súbitos, durante ese tiempo, porque si sus ovarios no han sido removidos, éstos pueden todavía producir hormonas. Al tiempo, cuando sus ovarios empiezan a producir menos estrógeno, los síntomas de la menopausia podrían empezar. Sin embargo, algunas veces los dos ovarios son removidos (una cirugía llamada uforectomía), usualmente junto con el útero. Eso es menopausia también. En este caso, los síntomas de la menopausia pueden empezar inmediatamente, sin importar qué edad tenga, porque su cuerpo ha perdido la fuente principal de producción de estrógeno.

 

Síntomas neurovegetativos

Sofocos: son el síntoma más frecuente y más precoz de la menopausia. Son crisis de vasodilatación cutánea, con sensación de calor que asciende desde el tórax al cuello y a la cara, acompañadas de enrojecimiento cutáneo y sudoración profusa.

Su frecuencia y duración son variables (desde unos segundos hasta una hora), son más frecuentes durante la noche, y se acompañan de una sensación de malestar indeterminado. Pueden aparecer unos años antes que la menopausia y durar hasta unos 5 años después, aunque su intensidad va disminuyendo con el paso de los meses.

Otros: pueden aparecer también otros síntomas como palpitaciones, insomnio, cefalea, sudoraciones, vértigos, etcétera.

 

Síntomas locales

Ovarios: disminuyen su tamaño, y superficialmente adoptan una forma rugosa. Internamente destaca su aspecto fibroso y la ausencia de formaciones foliculares.

Vulva: se produce una atrofia vulvar, con pérdida del grosor de la piel y aparición de prurito (picor vulvar).

Vagina: se produce una atrofia del epitelio vaginal, disminuye su secreción y puede acortarse, de tal forma que puede aparecer dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) y aumentar el riesgo de infección.

Útero: disminuye su tamaño y se produce un adelgazamiento del endometrio. A nivel del cuello uterino se produce una disminución en su secreción.

Debido a las alteraciones, es más frecuente la aparición de prolapsos genitales, así como incontinencia urinaria a causa de las modificaciones en músculos y ligamentos.

 

Síntomas sistémicos

 

Alteraciones psicológicas:

Destacan en este grupo los cambios en los hábitos del sueño con insomnio frecuente. También podemos observar irritabilidad, estado de ánimo depresivo, ansiedad, dificultades de concentración, disminución de la libido, etcétera.

 

Alteraciones cutáneas:

disminuye el grosor de la piel y su elasticidad, y presenta una mayor sequedad, pudiendo producirse picor.

 

Enfermedad cardiovascular:

Se origina un incremento de la incidencia de la enfermedad cardiovascular (infarto, angina de pecho, hipertensión, arteriosclerosis…) debido a la disminución de los estrógenos, que ejercen un papel de protección de estas patologías por su acción vasodilatadora y antiaterogénica.

 

Osteoporosis:

Se trata de una enfermedad caracterizada por una baja masa ósea y una alteración de la estructura del tejido óseo, que provoca un aumento de su fragilidad y, por lo tanto, un mayor riesgo de fractura.

La densidad mineral del hueso alcanza su pico máximo a los 30-35 años; a partir de este momento, va disminuyendo de forma gradual cada año (se pierde aproximadamente un 0,5-1,0% de masa ósea anualmente). Esto ocurre tanto en hombres como en mujeres, pero en la época de la menopausia esta pérdida se acelera, llegando a alcanzar el 3% en los primeros 5 años. Posteriormente, una vez pasada la menopausia, el descenso de masa ósea anual se iguala al de los hombres.

La explicación a esta pérdida más acelerada durante los años del climaterio es la disminución de los estrógenos, ya que estos juegan un papel muy importante en la densidad ósea y, con su descenso en sangre, se obtiene un balance negativo de calcio y una mayor pérdida de hueso.

La manifestación más importante de la osteoporosis (presente en el 5-10% de las mujeres) es la aparición de fracturas óseas, principalmente a nivel de la columna vertebral y el fémur (cadera). Pero también puede manifestarse por dolores articulares, disminución de la talla por aplastamientos vertebrales, etcétera.

La prueba que más se emplea para medir la densidad ósea es la densitometría, de tal forma que gracias a ella se puede observar si existe una osteoporosis, o si se trata de una osteopenia (disminución de masa ósea en menor grado).

 

¿Qué debo saber acerca de mi corazón y huesos?

Hay dos problemas comunes que podrían empezar a suceder en la menopausia, y que tal vez usted ni siquiera los note.

 

Osteoporosis.

Día tras día su cuerpo está ocupado desechando tejido óseo y reemplazándolo con un tejido óseo nuevo y saludable. El estrógeno le ayuda a controlar la pérdida del tejido óseo, y la pérdida de estrógeno durante el tiempo de la menopausia causa que las mujeres pierdan más tejido óseo que el que recuperan. Al tiempo, los huesos se ponen débiles y se quiebran fácilmente. Esta condición se llama osteoporosis. Hable con su doctor para ver si usted debería realizarse un examen para verificar la densidad de sus huesos y averiguar si usted está en riesgo. Su doctor también puede sugerirle formas de prevenir o de tratar la osteoporosis.

 

Enfermedades cardiacas.

Después de la menopausia, las mujeres están más propensas a sufrir de enfermedades cardiacas. Los cambios en los niveles de estrógeno pueden ser parte de la causa. Pero la causa también puede ser el envejecimiento. Al envejecer, es posible que usted aumente de peso y desarrolle otros problemas, como una presión arterial alta. Esto podría ponerla en un riesgo más alto de sufrir enfermedades cardiacas. Asegúrese de chequearse regularmente la presión arterial y los niveles de triglicéridos, la glucosa, la lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés), la lipoporteína de alta densidad, (HDL,  por sus siglas en inglés), y el nivel de colesterol. Hable con su proveedor de salud para averiguar qué puede hacer para proteger su corazón.

 

Tratamiento de la menopausia

El climaterio es una etapa más en la vida de la mujer, por lo que no siempre es necesario plantear un tratamiento farmacológico. No obstante, sí es cierto que durante este periodo aparecen muchos síntomas que pueden llegar a ser muy molestos para las mujeres y que pueden provocar una serie de complicaciones (como las fracturas o la enfermedad cardiovascular) que sí precisan medidas terapéuticas.

Por lo tanto, es necesario dejar claro que todo tratamiento para los síntomas de la menopausia tiene efectos beneficiosos, pero también efectos secundarios, por lo que las medidas farmacológicas deben emplearse cuando sean necesarias, es decir, cuando se presenten los síntomas (durante el tiempo que estos duren), por lo que no está indicado el tratamiento farmacológico para prevenir la aparición de los síntomas.


Seguir leyendo:

Página 1 Página 2

, , ,


Jose Luis Garcia

Jose Luis GarciaMás entradas de:


Comentarios