Prehipertensión

Salud.

Prehipertensión presión arterial elevada

31 Mar , 2018  

Complicaciones

No suele tener complicaciones. A menudo, los médicos usan el término «prehipertensión» para señalar que es hora de comenzar a hacer cambios en el estilo de vida o, si tienes ciertas enfermedades como la diabetes, considerar tomar medicamentos para evitar que la presión arterial aumente hasta convertirse en presión arterial alta definitiva.

La presión arterial alta puede dañar los órganos y aumentar el riesgo de padecer varias afecciones, como un ataque cardíaco, una insuficiencia cardíaca, un accidente cerebrovascular, aneurismas y una insuficiencia renal.

Prevención

Los mismos cambios de estilo de vida saludables recomendados para tratar la prehipertensión también ayudan a prevenir la presión arterial alta. Ya lo oíste antes: come alimentos saludables, usa menos sal, haz ejercicio regularmente, mantén un peso saludable, bebe menos alcohol y deja de fumar. No obstante, toma los consejos en serio. Comienza a adoptar hábitos más saludables hoy mismo.

Diagnóstico

Para diagnosticar la prehipertensión, te harán una prueba de presión arterial. El médico o el especialista, generalmente, coloca un brazalete inflable alrededor del brazo y mide la presión arterial con un tensiómetro, o es posible que te sugiera que lleves un control de la presión arterial durante 24 horas llamado «registro ambulatorio de la presión arterial». El dispositivo utilizado para esta prueba mide tu presión arterial a intervalos regulares durante un período de 24 horas y brinda un panorama más preciso de los cambios en la presión arterial en el transcurso de un día y una noche promedio. Sin embargo, esos dispositivos no están disponibles en todos los centros médicos, y se reembolsan en raras ocasiones.

 Clasificación

  • Prehipertensión:  Es una presión sistólica que oscila entre 120 y 139 mm Hg o una presión diastólica que oscila entre 80 y 89 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 1: Es una presión sistólica que oscila entre 140 y 159 mm Hg o una presión diastólica que oscila entre 90 y 99 mm Hg.
  • Hipertensión de etapa 2: Es una hipertensión más grave, es una presión sistólica de 160 mm Hg o superior o una presión diastólica de 100 mm Hg o superior.

Como la presión arterial tiende a fluctuar, el diagnóstico de prehipertensión se basa en el promedio de dos o más mediciones de presión arterial tomadas en diferentes ocasiones de manera uniforme. La presión arterial debe medirse en ambos brazos para determinar si hay alguna diferencia. El médico puede pedirte que registres tu presión arterial en tu casa y en el trabajo para obtener más información.

Es posible que el médico te sugiera que lleves un control de la presión arterial durante 24 horas llamado «registro ambulatorio de la presión arterial». El dispositivo utilizado para esta prueba mide tu presión arterial a intervalos regulares durante un período de 24 horas y brinda un panorama más preciso de los cambios en la presión arterial en el transcurso de un día y una noche promedio. Sin embargo, esos dispositivos no están disponibles en todos los centros médicos, y se reembolsan en raras ocasiones.

Tratamiento

Si tienes prehipertensión acompañada de diabetes, enfermedad renal o enfermedad cardiovascular, el médico puede recomendar medicamentos para la presión arterial, además de cambios en el estilo de vida. Los beneficios de la medicación para otros adultos con prehipertensión son menos claros. Es probable que el médico te sugiera que controles la prehipertensión con cambios en tu estilo de vida, tales como:

  1. Mantener un peso saludable o adelgazar, si tienes sobrepeso u obesidad
  2. Seguir una dieta saludable, con bajo contenido de sal
  3. Hacer ejercicio en forma regular
  4. Limitar la cantidad de alcohol que bebes
  5. Dejar de fumar

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]


Seguir leyendo:

Página 1 Página 2

, ,


Neila Ruiz

Neila RuizMás entradas de:


Comentarios