Mujer.

Vitamina E, ¡Todo lo que no conoces de ella!

27 Ene , 2017  

Beneficios de la vitamina E

La Vitamina E, al poder oxidarse dentro del organismo, actúa como una especie de “guardaespaldas” para otras sustancias ya que actúa como antioxidante debido a que, al destruirse ella, protege de la destrucción por el oxígeno a las grasas poliinsaturadas y otras sustancias solubles en grasa tales como la vitamina A.

Existen muchos beneficios de la vitamina E, ya que en el cuerpo, esta vitamina ejerce numerosas funciones tales como: asistir en la formación de células rojas en la sangre y ayudar en la regulación de la síntesis de prostanoides, que son compuestos importantes en los procesos de reproducción; por este motivo se ha considerado durante mucho tiempo a esta vitamina como la vitamina de la fertilidad.

Otros de los beneficios de la vitamina E, es su implicación en la producción de energía, la síntesis de ácido desoxirribonucleico (ADN) y del ácido ribonucleico (ARN).

Debido a su gran capacidad para actuar como antioxidante, protege las membranas celulares de la oxidación y se especula con sus efectos favorables contra el cáncer, las enfermedades cardiacas y que sus acciones pudieran retrasar el envejecimiento.

Uno de los grandes beneficios de la vitamina E es que ejerce un fuerte efecto antioxidante especialmente importante en los pulmones, donde las células están expuestas a altas concentraciones de oxígeno que pueden dañarlas.

Además de proteger las células rojas sanguíneas que son las encargadas de transportar el oxígeno a todas las del cuerpo, también lo hace con las células blancas, que son las encargadas de defender al organismo contra ciertas enfermedades.

Por eso contribuye a mejorar el sistema inmunitario. Entre sus funciones favorables, también hay que destacar que el normal desarrollo de los nervios depende de la vitamina E.

 

Deficiencia de Vitamina E

Los síntomas de deficiencia de Vitamina E no son muy evidentes, además del diagnóstico es complicado debido al papel del mineral selenio en el metabolismo de esta vitamina.

Entre los síntomas sospechosos de una deficiencia de vitamina E se encuentra la debilidad muscular, un incremento de la destrucción de las membranas celulares, disposición anormal de grasa en los músculos y ruptura de las células rojas sanguíneas.

 

Toxicidad

Comparada con otras vitamina liposolubles, la vitamina E es relativamente poco tóxica cuando se ingiere por vía oral. Debido a su popularidad como agente profertilidad y sus supuestas acciones favorables sobre la potencia sexual, son muchos los que ingieren habitualmente dosis muy por encima del CDR y sin efectos negativos.

Sin embargo, a altas dosis y por largos espacios de tiempo, puede inferir con la actividad de la vitamina K, lo que podrías acarrear problemas con la coagulación de la sangre.

 

Dosis Recomendada.

La cantidad diaria recomendada CDR, es de 30 unidades internacionales. Pero esa dosis es insuficiente para las personas activas y, en especial, para los deportistas.

Los atletas suelen consumir entre 200 y 500 IU y cuando se recuperan de una lesión, o entrenan a altitudes elevadas, a menudo ingieren 600 a 1200 IU porque favorece el transporte del oxígeno en la sangre y por tanto compensa la reducción que existe en el aire a esa altitud. Las personas de mayor corpulencia y peso admiten mejor una dosis más elevada de vitamina E.

 

Fuentes de Vitamina E

Los alimentos más ricos en vitamina E son los aceites vegetales, entre los que destaca el aceite de germen de trigo. Asimismo se encuentra en los cereales integrales, las plantas de hojas verdes, la yema de huevo, la grasa de la leche, la mantequilla, el hígado, las nueces y semillas de todo tipo

La carnes, los pescados, la grasa animal y las frutas son pobres en vitamina E. Entre los suplementos alimenticios, el alfa tocoferol acetato es la forma más activa y natural de vitamina E.

 

 

Utilidad de la vitamina E en el deporte

Al igual que en todas las vitaminas, los estudios han demostrado que una ingesta adecuada de ésta, contribuye al mantenimiento de la óptima salud y, por consiguiente, resulta favorable para el rendimiento físico.

Sin embrago, existen evidencias de que una dosis mayor que la que recoge el CDR en atletas de fondo o resistencia, así como los que se ven obligados a competir en altitudes por encima de nivel del mar ayuda a mejorar sus marcas.

En épocas de recuperación de una lesión o de una operación, así como en deportes donde se exija un fuerte desgaste muscular, la ingesta de vitamina E por encima de la media favorece la recuperación y el trabajo muscular, ala vez que reduce las agujetas y el daño de los músculos.

 

Ayuda a combatir las infecciones

Su efecto sobre el sistema inmune está comprobado, pues aumenta la producción de células de defensa y la respuesta celular ante alguna infección, siendo un gran aliado cuando se trata de enfermedades virales.

De este modo, será imprescindible que optes por aquellos alimentos con aportan una cantidad notable de vitamina E como son:

Aceites vegetales: oliva, soja maíz…

Vegetales de hoja verde: brócoli, espinacas, acelgas, etc.

Frutos secos

Huevo

Frutas pulposas: kiwi, mango, ciruelas…

Cereales

 

Favorece la cicatrización

La vitamina E ayuda en gran medida a una cicatrización adecuada, pues fomenta la formación de fibras elásticas y de colágeno, siendo particularmente beneficiosa en el caso de quemaduras.

De este modo, si has estado tomando el sol y se te ha ido de las manos, podrás reducir los efectos del sol a través de este nutriente; sin embargo, esto no restará importancia al uso de cremas y protectores solares.

 

Gran protectora

Esta aliada protege las membranas biológicas de los nervios, los músculos y del sistema cardiovascular, además prolonga la vida de los glóbulos rojos y cumple un papel esencial ayudando a nuestro organismo en la absorción y uso de la vitamina A.

Y es que nuestras células usan la vitamina E para interactuar entre ellas, por lo que ejerce una función elemental.

 

Beneficia a importantes órganos

Algunos órganos reciben directamente las propiedades de la vitamina E, por ejemplo el pulmón pues disminuye los efectos nocivos del humo del cigarrillo, el hígado haciendo lo mismo con los efectos del alcohol, en el corazón ayuda a prevenir problemas coronarios por presión sanguínea y colesterol altos y en nuestro cerebro pues combate la degeneración celular.

 

Otras propiedades de la vitamina E

Además de todo lo anterior, la vitamina E es conocida por ser un buen diurético y de favorecer a quienes sufren de problemas de circulación, disminuyendo los calambres y la pesadez pues protege nuestro cuerpo de la oxidación. Del mismo modo, puede ayudar a las personas diabéticas a la hora de regular sus niveles de azúcar.

 

Consejos

Recuerda que una alimentación balanceada es la clave de una correcta nutrición

A la hora de comer el equilibrio es impoortante, no debes consumir en exceso ninguna vitamina pues podríoa ser perjudicial para tu cuerpo


Seguir leyendo:

, , , ,


Neila Ruiz

Neila RuizMás entradas de:


Comentarios